Los desechos, la clave para proteger la tierra

La tierra nos da alimento, agua, protección y energía para satisfacer nuestras necesidades básicas. En la naturaleza todo funciona en ciclos, es por esta razón que se crean ecosistemas en donde dependen unos de otros para poder producir y mantener estos recursos. Dentro de estos ciclos no existe la palabra desecho porque el sobrante de un elemento de la cadena es el alimento de otro; este principio es justo el que debemos replicar para entender nuestro rol como seres humanos dentro de los ecosistemas de la tierra.

La energía es uno de los recursos más importantes que nos da la tierra, la manera en que usamos y consumimos energía en estos días, afecta nuestra salud, nuestra forma de vida, afecta la manera en que vivimos diariamente; por esta razón es que se vuelve tan importante para la existencia humana. Si cambiamos la forma en que consumimos y generamos la energía eso cambia por completo la forma en que vemos el mundo. Con fuentes de energía limpias, renovables y asequibles la calidad de vida de las personas puede mejorar de forma significativa.

fertilizante orgánico con desechos animales

En Sistema Biobolsa buscamos redefinir el concepto de desechos, porque creemos que al igual que la naturaleza debemos aprovechar los sobrantes de un sistema para volver a crear valor de ellos. Sistema Biobolsa es una empresa social dedicada a la fabricación, venta e instalación de biodigestores para los pequeños y medianos productores agropecuarios. Los biodigestores son contenedores cerrados herméticamente en donde se introduce el estiércol de los animales, las bacterias presentes en el estiércol descomponen la materia dentro del contenedor produciendo biogás y fertilizante orgánico. De hecho, el planeta tierra es el biodigestor más grande que existe en el universo, y gracias a ello la humanidad debe su existencia.

Buscamos que los productores aprovechen al máximo los recursos de sus granjas para hacerlas más productivas de forma sustentable. De esta manera aprovechan el estiércol que antes era un foco de infección, dando un adecuado tratamiento a los desechos para evitar que se generen gases de efecto invernadero y utilizarlos para producir energía limpia y accesible para los hogares de poblaciones rurales, desplazando fuentes de energía que dañan la salud como carbón o leña que aún se utilizan en algunas zonas de Latinoamérica y África para cubrir hasta el 70% del uso energético de sus hogares.

A su vez el otro producto del biodigestor, el fertilizante orgánico, ayuda a regresar los nutrientes al suelo para que los productores puedan aumentar la cosecha y desplazar fertilizantes químicos que antes dañaban el suelo y contaminaban el agua. Los alimentos extra que producen con el fertilizante sirven para alimentar a los animales o se transforman en un ingreso extra para las familias, haciendo que los biodigestores ayuden a las familias a generar un ciclo de producción sustentable, en donde, al igual que en la naturaleza, el desperdicio de un ecosistema es el insumo de otro.

fertilizantes orgánicos en el campo

Aunque la producción de energía limpia es el beneficio más inmediato de la tecnología, la implementación de biodigestores tiene un impacto y alcance en todos objetivos del desarrollo sustentable de la ONU a la ayuda de la erradicación de la pobreza generando ingresos extras para las familias con el aumento de su producción, lucha contra el hambre, buena salud, agua potable y saneamiento y energías renovables.

Al crear una cadena de consumo y producción sustentable y responsable los biodigestores nos ayudan a entender nuestro rol dentro de la tierra como parte de un ciclo en donde no hay desechos, sólo hay recursos y aprendiendo que nuestras actividades pueden mitigar su impacto negativo. A lo largo de 8 años de trabajo hemos instalado casi 4 mil biodigestores en México, Colombia, Nicaragua, Kenia y la India; logrando que 23 mil personas puedan utilizar energía limpia y renovable; tratando 6.5 millones de toneladas de desechos impidiendo que se liberen más de 83 mil toneladas de CO2 a la atmósfera y aprovechando el estiércol para fertilizar más de 120 mil hectáreas al año.

En este día en Sistema Biobolsa buscamos hacer conciencia de este impacto ambiental que tenemos como seres humanos y la responsabilidad que tenemos de mitigar el impacto negativo de nuestras actividades volviendo a darles un ciclo natural, somos una fuerte influencia dentro de los ecosistemas, sin embargo, tenemos que seguir aprendiendo. En Sistema Biobolsa no sólo festejamos un día a la tierra, en Sistema Biobolsa trabajamos todos los días por la tierra, con la tierra y con la gente que trabaja la tierra para poder crear un mundo sostenible, empático y sin desechos.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
sistema.bio logo

Sistema.bio trabaja con pequeños y medianos productores para incrementar la productividad de sus granjas y/o fincas. Tenemos más de 10 años de experiencia en la producción, instalando y vendiendo biodigestores en México, Nicaragua, Colombia, Kenia e India.

Deja un comentario

Close Menu
Logo IRRI Mexico

Apoya el proyecto de cocinas libres de humo para mujeres Mayas de IRRI México

40% de las mujeres Mayas siguen cocinando con leña, no importa en dónde te encuentres, puedes cruzar fronteras y mejorar su calidad con biogás. Dona y contribuye a lograr un impacto de por vida.